Buena crianza

Buena crianza

La crianza es la labor llevada a cabo por las madres, padres y/o cuidadores, primordialmente durante los primeros años de vida de los niños (0-5 años). Las conductas de buena crianza fortalecen el vínculo afectivo entre el padre, la madre, el cuidador y el niño. Permiten la expresión de los sentimientos, estimulan el desarrollo integral de los pequeños y brindan la posibilidad de identificar y manejar sin agresión, las dificultades que se presentan en la vida cotidiana.

¿Cómo se relaciona la educación con el buen o mal trato?

Culturalmente el maltrato se ha asumido como una herramienta válida para que los padres formen a sus hijos en nuestro país. “La letra con sangre entra”, “a mí me educaron así”, “a mí me pegaron y no me paso nada”. Son frases comunes que reflejan el profundo arraigo que tiene el uso de la violencia como mecanismo de educación en nuestra sociedad.

Sin embargo, ésta es una creencia errada que ignora el daño profundo e irreversible que el maltrato causa en los niños que lo padecen y en su desarrollo cerebral. Padres, madres y educadores conforman el grupo fundamental que hará que un niño crezca y se desarrolle en un ambiente sano o por el contrario, en uno tóxico. Un niño que crece en un ambiente con afecto y enriquecedor, tendrá mayores probabilidades de tener relaciones positivas con los demás y con su entorno. Igualmente, tendrá un mejor desempeño escolar al verse rodeado por condiciones propicias para el aprendizaje, contrarias al estrés que produce ser víctima de violencia.


Cabal, M., & Carvajal, M. (2003). Taller de habilidades parentales. Fundación Carvajal y el Instituto de Bienestar Familiar. ISBN 958-9224-70-9: CARGRAPHICS.
Carvajal, M., & Guerrero, R. (2016). Prevención del maltrato infantil con enfoque integral, 2016: Conferencia para el Simposio “Mejor Hablemos”: Proyecto de Prevención de la Violencia, Centro Cultural de Cali.
John Oates, J., Karmiloff-Smith, A., & Johnson, M. Ed. (2012). La primera infancia en perspectiva 7. Universidad Abierta: Reino Unido. McEwen, B.S. (1987) “Steroid hormones and brain development: some guidelines for understanding actions of pseudohormones and other toxic agents”, Environmental Health Perspectives, vol. 74, págs. 177–84.
UNICEF. (2014). Construyendo Cerebros Capaces: Nuevas Fronteras en el Desarrollo de la Primera Infancia, 2014: Simposio de Neurociencias
The Open University (2016). El Cerebro en Desarrollo. La Primera Infancia en Perspectiva, 7: Proyecto de Prevención de la Violencia, Centro Cultural de Cali. http://www.medicinalegal.gov.co/forensis http://www.cali.gov.co